El contador digital, tú eliges qué partido quieres sacarle

Se acerca el 2019, y con él, la fecha tope para cambiar nuestro contador. Los nuevos contadores digitales, servirán en principio para facilitar la lectura de los contadores, pero como todo, si sabemos aprovecharlo, se puede convertir en una herramienta de ahorro. Y ya que estamos obligados a tenerlo, ¿Por qué no aprovechar al máximo sus prestaciones?

Con los nuevos contadores “inteligentes”, podremos conocer nuestro consumo al detalle, lo cual nos proporcionaran todo tipo de datos.

Aquí te resumimos algunas de las ventajas que nos supone tener un contador inteligente:

  • Si tenemos una tarifa de discriminación horaria (DH), este tipo de contadores nos permite conocer con exactitud lo que estamos consumiendo en cada momento. Esto nos puedo ayudar a saber si, de verdad, nos conviene tener una DH o no, podemos ajustarnos mejor a los horarios, saber que aparatos electrónicos podemos utilizar dentro de las horas más caras o no…
  • Al contador, se le pueden conectar otros aparatos de medida para saber el consumo en tiempo real.
  • A diferencia de los contadores antiguos, si necesitamos hacer un cambio de potencia, el técnico no necesitará venir a nuestra casa o empresa, ya que este se hará desde la central.
  • Al disponer de un sistema de telemedida, podremos administrar fácilmente y con más precisión nuestro consumo energético.

En la actualidad, existen empresas que nos brindan la oportunidad de tener un contador con telemedida, con un servicio extra (que no tienen los contadores de la distribuidora) el cual nos permitirá registrar todos los datos en una plataforma, obteniendo así una herramienta de ahorro potencial.

  • Otra ventaja de estos nuevos contadores es que se pueden tener dentro de nuestra casa o empresa ya que, al ser digitales, no es necesario que nadie venga a hacer lectura, se hace automáticamente y así podemos evitar robos, manipulaciones…

Por otro lado, hay que destacar que siempre se recomienda tenerlo fuera para que, en caso de avería, la distribuidora o empresa instaladora pueda acceder fácilmente a él.

  • Con los datos obtenidos desde nuestro contador podremos realizar otras tareas como ajustar la potencia contratada, instalar dispositivos que eviten la penalización por reactiva…

En el caso de que optemos por contratar todos los beneficios de una plataforma de telemedida hay que tener en cuenta que esto no implica ningún corte de tensión y será la empresa con la que contratemos el servicio la encargada  de realizarnos todo el proceso.

Es en las empresas de gran consumo energético donde más provecho se le puede sacar a este tipo de plataforma ya que estas se adaptan a las exigencias del suministro.

Estas plataformas permiten detectar anomalías como cortes de tensión a tiempo real, consumo de reactiva, consumo fuera del horario de trabajo, excesos de potencia…

Por lo tanto, este tipo de aplicación, cada día es más importante en todas las empresas convirtiéndose en una herramienta de gran ayuda de cara la optimización de nuestro punto de suministro.

Destacar que la encargada de cambiar todos los contadores es la distribuidora (en la comunidad Valenciana, Iberdrola).

Por regla general, alquilaremos el contador a la distribuidora la que nos cobrará una cantidad por mes pero también existe la posibilidad de comprarlo, con una amortización aproximada de 10 años.

Subrayar que el precio de los nuevos contadores será un 20% más cara que la de los analógicos.

En conclusión, ya que estamos obligados a tener un contador, ¿por qué no sacarle el máximo partido?

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *