El sistema eléctrico español: Generadores, distribuidores y comercializadores de energía.

 

Desde el 1 de Julio de 2009, con la liberalización del mercado eléctrico, la empresa generadora o distribuidora de energía no tiene porqué ser la misma que comercialice con ella. El conocimiento de esta y otras leyes puede ayudarnos a ahorrar en la factura de la luz.


Las empresas que se dediquen a generar energía se clasificarán  dependiendo de la fuente primaria utilizada para obtener energía. Estas puede ser: termoeléctricas, hidroeléctricas, nucleares, eólicas, solares termoeléctricas, solares fotovoltaicas y mareomotrices.

Por otro lado, encontramos a las distribuirdoras de energía, las cuales serán las encargadas de; la calidad del suministros, hacer la lectura de los contadores de todos los usuarios, lo cual, permitirá conocer el consumo para que la comercializadora pueda facturarla. También están obligados a encargarse del mantenimiento de las líneas eléctricas que llegarán hasta nuestros suministros.

Por otro lado, las comercializadoras son las únicas que estarán capacitadas para vendernos electricidad. Pudiendo así el consumidor elegir libremente a quien queremos pagar la electricidad (hay más de 300 comercializadoras en el mercado).

Una vez explicado el primer paso, creemos conveniente contaros un poco más. Muchos de vosotros os preguntareis que si estáis en alguna comercializadora y otra os ofrece un mejor precio (algo así como ocurre con las compañías de móviles) hay que pagar algún tipo de sanción; la respuesta es NO.
Por regla general, se firman contratos de un año con las comercializadoras, pero una vez terminado este periodo, somos totalmente libres para firmar con otra comercializadora que, en ese momento, nos convenga más por el precio y/o servicio.

Repasamos, lo que hemos explicado hasta aquí.

Independientemente de que estés en una comercializadora u otra, la generadora y distribuidora siempre será la misma (dependiendo de zona en la que viva será una u otra, ahí no podemos elegir).

El papel de la comercializadora (para entenderlo mejor, el que me manda las facturas), será únicamente facturarme lo que consuma al precio que hayamos acordado en el contrato.

Un dato esclarecedor hace referencia al número de hogares que han cambiado de compañía eléctrica, los cuales, rondan el 10%. ¿Las razones? La gran mayoría de los casos por puro desconocimiento de la ley y algunos prejuicios totalmente falsos y erróneos.

Por lo que respecta a las empresas, cada día el número que se suman al cambio es mayor. Al igual que en los hogares, el cambio de comercializadora no conlleva ningún coste extra y será cuestión de días después del cambio, cuando el cliente empezará a ver los ahorros ya que, son muchos los casos (tanto en hogares, como empresas) que están pagando precios muy por encima de lo que podrían.

Por ello, desde Tunergía queremos dejar claro que, en el transcurso de estos cambios, el clientes no experimentaran ninguna diferencia ya que solo estarían cambiando de comercializadora, es decir, quien genera y suministra la energía sería siendo la misma de siempre.

En Tunergía trabajamos con un elevado número de comercializadoras, por lo que si quieres conocer cuáles serían las que más adaptan el precio a tus necesidades puedes saberlo pinchando aquí.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *